Press "Enter" to skip to content

Solidaridad y unión están entre los legados que les quedan a los empresarios


José González Bell – jgonzalez@larepublica.com.co

La crisis del covid-19 en el país puso en jaque a los empresarios, así como a muchos sectores socioeconómicos en Colombia. Adaptarse al teletrabajo, la suspensión de proyectos, obras e inversiones, así como el reto de mantener los contratos de su personal fueron algunos de los obstáculos con los que se enfrentaron en 2020. Pero no todo son malas noticias, hay legados que se fueron construyendo y que hoy los empresarios destacan están para quedarse.

Por ejemplo, la mayoría de CEO resaltan en sus respuestas la solidaridad, pues fue una oportunidad que -aseguran- les permitió acercarse más a sus empleados, y sumar esfuerzos para lograr un ambiente de trabajo de mejor calidad.

Esto ayudó a compensar costos como los de pérdidas de ingresos para los trabajadores, que según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) fueron de US$3,7 billones en 2020, por la destrucción de más de 255 millones de empleos; un impacto cuatro veces mayor al que provocó la crisis financiera de 2009.

Asimismo, el covid-19 les permitió “reinventarse”, basándose en nuevas plataformas y estrategias para así lograr el cumplimiento de los objetivos trazados.

“La pandemia nos ha evidenciado que debemos hacernos cargo como personas, empresas y sociedad para contribuir a soluciones conjuntas, orientadas por propósitos comunes y basadas en el conocimiento colectivo, reconocer la diversidad y escuchar al otro”, dijo el CEO del Grupo Sura, Gonzalo Pérez.

También, tanto como para empresarios como para sus colaboradores, uno de los legados de la pandemia fue el tiempo de calidad en familia, que debido al aislamiento aumentó para muchos líderes de grandes compañías.

“Retomar lo más esencial, compartir momentos de calidad con nuestros seres queridos y apreciar lo más simple de cada día fue el mayor legado de la pandemia. Adicionalmente, vimos la inminente aceleración tecnológica y la necesidad de promover la inclusión financiera desde la innovación”, manifestó Federico Martínez, country manager de Mastercard Colombia.

En 2020, a pesar de la pandemia del covid, 63,20% de las empresas del país mantuvo su número de trabajadores permanentes. Incluso, 3,80% reportaron que aumentó su nómina. Estas dos cifras lograron ser mayores que ese 33% restante, que tuvo que asumir desvinculaciones.

Lo anterior, se suma como un esfuerzo importante teniendo en cuenta que 65,20% de las empresas en el país reportaron haber disminuido sus ventas, y que 23,40% las mantuvo estables.

“La pandemia nos dejó un legado mucho más humanitario, de que somos muy frágiles. Por eso, cada día debemos agradecer, abrazar a la familia, a la que nos pudimos unir y la que me hizo feliz en medio de una crisis”, aseguró el COO de Tecnoglass, Christian Daes.

Frente a estas adversidades valores como el trabajo en equipo, la solidaridad y empatía se convirtieron casi en indispensables en las compañías, que tuvieron que valerse de estas para superar momentos como el aislamiento obligatorio y los primeros contagios en las oficinas.

“La pandemia nos dejó una gran enseñanza sobre el valor del trabajo en equipo en momentos de crisis. Pocas veces en la historia hemos trabajado como sociedad tan unidos”, expresó el director de Latam Colombia, Santiago Álvarez.

Un valor que también destacaron la mayoría de líderes de las empresas más grandes del país fue la empatía, para intentar buscar soluciones con esos que no lograron salir de la crisis, y que se evidenciaron en cifras como la de insolvencias que el año pasado llegaron a 1.292. De ese total, 997 fueron admitidas, siendo 882 para reorganización y 175 para liquidación.

Para Jorge Mario Velásquez, presidente del Grupo Empresarial Argos, “nos quedó como legado la solidaridad y empatía para ponernos en el lugar de los demás, para entender que solo ayudándonos los unos a los otros saldremos adelante”.

Para cerrar, un punto que señalaron tampoco se puede perder en la pandemia es la importancia de la sostenibilidad. Juan David Correa, presidente de Protección, concluyó que “no podemos seguir viviendo de la forma como lo veníamos haciendo, no es sostenible. Debemos enfrentar los problemas con sentido de humanidad”.

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *