Press "Enter" to skip to content

Irlanda en confinamiento y nivel máximo de alerta por seis semanas – Europa – Internacional



Europa, sumida en exponencial rebrote de coronavirus, se ve obligada a incrementar las restricciones para contener los contagios, siendo Irlanda y Gales los primeros en dictar nuevamente un confinamiento, algo que todos quieren evitar debido a su impacto económico y social.

El Gobierno irlandés decretó este lunes la máxima alerta del plan contra la pandemia, que insta a la ciudadanía a quedarse en casa y cierra los bares, restaurantes y comercios no esenciales, aunque mantiene abiertas las escuelas y guarderías.

(Le puede interesar: Las razones por las que la ‘nueva normalidad’ falló en España)

El confinamiento se aplicará a partir de la medianoche de este miércoles, anunció este lunes el Primer ministro irlandés Micheal Martin. “Pedimos a todos en el país quedarse en casa”, dijo Martin. Solo las personas con un empleo necesario tendrán “autorización para desplazarse al trabajo”.

Las nuevas medidas, que son menos estrictas que las impuestas durante la primera ola, durarán seis semanas, con la intención de levantar progresivamente las restricciones hacia principios de diciembre para dar un respiro a la economía de cara a las Navidades.

Pedimos a todos en el país quedarse en casa

El Ejecutivo de Dublín, de coalición entre centristas, democristianos y verdes, ya situó la alarma en el nivel tres del citado plan el pasado 7 de octubre, en contra, por primera vez, de las recomendaciones de su comité de expertos sanitarios, que pedía elevarlo hasta el cinco, el más alto.

Desde entonces, tres condados pasaron al nivel cuatro, debido a que lindan con la provincia británica de Irlanda del Norte, donde las autoridades ordenaron la pasada semana el cierre de pubs, restaurantes y comercios durante cuatro semanas y el de las escuelas durante quince días.

(Lea aquí: Londres tendrá medidas más estrictas para contener el covid-19)

El marcado repunte en el número de casos de covid-19 en la última semana obligó al Gobierno de Dublín a decretar en toda la República de Irlanda la máxima alerta, siguiendo finalmente las recomendaciones de sus asesores sanitarios.

El principal partido de la oposición, el nacionalista Sinn Féin, apoyó la decisión de Martin, y de sus socios conservadores y ecologistas, pero les pidió que las restricciones sean “justas, equilibradas” y que estén acompañadas por medidas de apoyo para los “sectores más vulnerables”.

Su líder, Mary Lou McDonald, recordó que, con su respaldo al Gobierno, quiere contribuir “de manera muy directa a la cohesión social” y “reforzar la idea de que todos estamos unidos” en la lucha contra el coronavirus.

(Lea también: Se registra la primera muerte por reinfección de covid-19 en el mundo)

Ejercicio

Una de las restricciones implica mantenerse en un radio de cinco kilómetros para las actividades no esenciales, como ejercitarse (foto archivo).

En ese sentido, la dirigente del Sinn Féin, segundo partido en Irlanda del Norte, también calificó de “inútil y peligroso” el hecho de que Dublín y Belfast sigan estrategias sanitarias diferentes, por lo que abogó por una única posición para toda la isla de Irlanda.

Con las nuevas restricciones, los bares y restaurantes solo ofrecerán servicios para llevar, se prohibirán todas las reuniones familiares y no se permitirán visitas a otros domicilios, mientras que los desplazamientos no esenciales, como paseos o salidas de ejercicio físico, se limitarán a un radio de cinco kilómetros.

La ciudadanía solo podrá abandonar sus respectivos condados para trabajar, estudiar o por “otros propósitos esenciales”.

(Además: Macron anuncia toque de queda en París y otras ocho ciudades)

Desde el primer confinamiento, el éxito de las restricciones impuestas ha dependido del grado de cumplimiento voluntario de la ciudadanía ya que las autoridades no dispusieron de herramientas legales para, por ejemplo, multar a los infractores.

Sin embargo, el Gobierno confirmó este lunes que está finalizando un paquete legislativo de emergencia para imponer sanciones.

Las últimas cifras oficiales publicadas este lunes indicaron que no se registraron nuevos fallecimientos en las 24 horas anteriores, lo que dejó el número de muertes en 1.852, al tiempo que se detectaron 1.031 nuevos contagios, hasta un total de 50.993.

AFP Y EFE

Le puede interesar

– La OMS alerta sobre la evolución de la pandemia en Europa

– ¿Por qué China no ha tenido una segunda ola de coronavirus?

– ‘Tienen un presidente que es inmune’: Donald Trump

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *