Press "Enter" to skip to content

Universo paralelo



Es el 25 de mayo de 2017. Rafael Correa Delgado se despide del país para residir definitivamente en Bélgica y, finalmente, dedicarse a escribir su primera monografía propiamente académica. Una multitud le despide en el aeropuerto Mariscal Sucre en las afueras de Quito. Su verdadera vocación de izquierda motivó dos reformas transformativas para el país usando cada centavo disponible del boom petrolero durante sus años de gobierno: diseñó e implementó un sistema de salud universal, donde ya nadie tenía que pagar seguros adicionales, donde todos tenían acceso a salud de calidad y gratuita, con tantas unidades de terapia intensiva como en Alemania y; revolucionó el sistema de educación que la clase media masivamente empezó a inscribir a sus hijos en escuelas públicas. Hasta para el más humilde de los niños del Ecuador, estaba ya disponible y financiada una educación de calidad, con tablets, internet gratuito y capacitación docente para lograr excelentes notas en los exámenes PISA y con la meta visible de que todas las escuelas públicas sean completamente bilingües o trilingües (quichua incluido) hasta el año 2025. Ese dinero extraordinario del boom se lo utilizó para incorporar a los más pobres y vulnerables del Ecuador a la clase media, otorgándoles igualdad de oportunidades. Y aunque no tuvo tiempo ni excedentes para crear universidades innecesarias ni embarcarse en proyectos faraónicos, sí se preocupó porque el presupuesto alcance para financiar investigación de calidad en las universidades ya existentes, especialmente en las politécnicas ecuatorianas, ya cercanas a la excelencia. Todo lo contrario, se preocupó por incrementar el fondo petrolero de emergencias; tanto, que esta pandemia el gobierno pudo dar un seguro mínimo universal de desempleo a las familias más afectadas.



Source link

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *