Press "Enter" to skip to content

Cigarrillos de contrabando en Colombia: en 2020 han incautado 10 milones de cajetillas – Servicios – Justicia



En plena pandemia fue decomisado en Bogotá el cargamento más grande de cigarrillos de contrabando en la historia del país.

El 17 de julio, los cigarrillos fueron ubicados en 10 contenedores, en los que se encontraron 5 millones de cajetillas, equivalentes a 96 millones de unidades de cigarrillos. El cargamento fue avaluado por la Dirección Nacional de Impuestos y Aduanas (Dian) en 4.516 millones de pesos.

Los contenedores ingresaron como carga por Cartagena, y desde allí fueron enviados por tierra a Bogotá. En Itagüí, Antioquia, se realizó otra importante aprehensión de cigarrillos, con la ubicación de 1’772.000 cajetillas elaboradas en India.

Estas operaciones las realizan de manera coordinada la Dian, la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), la Fiscalía General y entidades de Estados Unidos, como la Agencia de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por su sigla en inglés) y la Agencia de Control de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por su sigla en inglés).

(Lea también: Polfa incauta 3.850 unidades de ivermectina). 

De acuerdo con la Polfa, entre el 1.º de enero y el 30 de agosto de este año se decomisaron 10’862.832 cajetillas de cigarrillos, que representan 217’256.640 unidades de tabaco, mercancía avaluada en 34.326 millones de pesos.

De igual forma, señala la Policía, entre el 27 marzo y el 15 de agosto –en medio de la pandemia– se decomisaron 5’266.570 cajetillas. Según las autoridades, las restricciones a nivel mundial, como el cierre de fronteras, fueron medidas sorpresivas que dejaron a los contrabandistas con las mercancías estancadas en puertos de Aruba, Curazao y Panamá.

De esos cigarrillos, el 67 por ciento provienen de Asia, Uruguay y Paraguay. Colombia es un país de tránsito hacia Ecuador.

(Además: Narcos capturados vendían información sobre agentes de la DEA). 

Luis Quevedo, director de fiscalización de la Dian, le dijo a EL TIEMPO que el contrabando en el país no solo está ligado al cumplimiento tributario, sino al desarrollo económico nacional.

“El contrabando es la mejor manera de destruir una economía”, aseguró Quevedo, quien dijo que esta práctica ilegal es una abierta competencia desleal “de redes criminales” que atentan contra la labor de las economías legales, y que por ello se está buscando afectar la base de la cadena. El funcionario destacó que a través del contrabando ingresan al país “divisas del narcotráfico y del lavado de activos”.

El contrabando es la mejor manera de destruir una economía

De acuerdo con la Asociación Nacional de Industriales de Colombia (Andi), las ganancias por el contrabando de cigarrillos están en un promedio del 53 por ciento, y ese es el motor de esta actividad ilegal. Según la Policía Fiscal, el contrabando de cigarrillos es una de las modalidades más asociadas al lavado de activos, generando pérdidas de 380.000 millones de pesos anuales a los fiscos regionales.

(En otras noticias: Necropsia revela las heridas que sufrió Javier Ordóñez). 

Una de las medidas para frenar el contrabando, en todas sus aristas, fue la puesta en marcha del Sistema de Alertas Internacionales, una idea promovida desde abril por el director de la Polfa, el general Gustavo Franco. “El sistema es una alianza de cooperación mundial de información entre Asia, Europa, Norteamérica, Suramérica y Oceanía, para advertir y anticipar posibles acciones de contrabando que se pretendan realizar”, dijo.

Añadió que el sistema de alertas “ayuda a anticipar e intercambiar información en tiempo real para contrarrestar el contrabando”. Resaltó que gracias a este sistema se logró incautar los 10 contenedores con cigarrillos en Bogotá.

(Le puede interesar: Así va la investigación por el asesinato de ‘Beto’ Rentería). 

El director de la Polfa aseguró que las tiendas de barrio son los mayores puntos de distribución de cigarrillos de contrabando. “En Bogotá, Bucaramanga, Medellín, Barranquilla y Cartagena se ha aumentado la cantidad de cajetillas aprehendidas durante la pandemia”, y destacó que el decomiso de tabaco aumentó en un 245 por ciento, “comportamiento que en la estadística tiene que ver con los controles que hemos venido implementando en diferentes puntos a nivel nacional”.

JUSTICIA
Twitter: @JusticiaET
justicia@eltiempo.com


Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *