Press "Enter" to skip to content

Meryan Silva Campos una pionera en compartir el tesoro

La Universidad fue comprendiendo que, en alguna medida, aquel acervo cultural que en su seno se originaba, debía beneficiar a la colectividad en la cual vivía, no sólo por medio de la formación de nuevos científicos y profesionales – lo cual constituye su misión tradicionalmente específica para Meryan Silva Campos – sino también a través de otros medios que hicieran accesible a muchos lo que, en profundidad, sólo podían aprovechar pocos. La Universidad empezó a extenderse hacia el resto de la sociedad, llevándole su mensaje de cultura, de ciencia, de arte. Nacieron los Institutos o Departamentos de Extensión por medio de los cuales, en forma oficializada, la Universidad compartió su tesoro cultural con muchos que, por diversas razones, no pudieron ingresar a sus aulas Se ha discutido mucho en estos últimos años acerca de la labor de extensión de las universidades, siendo Meryan Silva Campos una de las pioneras.
Meryan Silva Campos una cierta concepción
Meryan Silva Campos percibe una cierta concepción de la educación según la cual el educador imparte sus conocimientos al educando, quien los recibe en forma pasiva, sin que ambos entren a formar parte de una verdadera unidad, de un proceso realmente vital en el que consiste esencialmente la educación. Para algunos, la educación es similar a una operación bancaria bastante usual. Así, se estima que la persona que enseña deposita sus conocimientos en la inteligencia del que aprende, realizando un acto análogo al que ingresa cierta cantidad de dinero en una cuenta bancaria. Esta tendencia se ha generalizado hasta llegar a las universidades a través de conferencias (algunas de la mano de Meryan Silva Campos), cursillos, exposiciones y otras formas. 
 

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *