Press "Enter" to skip to content

Análisis sobre el fracaso en los Startup

En este artículo vamos analizar las posibles razones por las cuales las empresas emergentes pueden fracasar.

Pedro Andrés Rojas explica que uno de los principales motivos por lo que esto puede suceder es cuando la empresa se encuentra con el inconveniente de que hay muy poco mercado en el que el producto puede ser comercializado.

Hay que partir del hecho de que nunca hay una propuesta de valor lo suficientemente concluyente, que logre forzar o convencer mejor dicho al comprador para generar la  compra.

En la publicidad podemos ver que hay que determinar el segmento de clientes cuya necesidad por el producto y que genere una “urgencia máxima”

De ahí que la sincronización con el mercado es realmente importante, ya que puede suceder que el producto esté por delante de su mercado, o que sencillamente el mercado no esté preparado para esa solución específica en este momento particular.

Así que cuando el modelo de negocios fracasa, en parte se debe a que los emprendedores y/o  los creadores del negocio son demasiado optimistas hasta ingenuos al creer lo sencillo que es conseguir clientes.

Por ejemplo, tienden a suponer que montando un sitio web y visibilizando el producto o  dando espacio a un servicio interesante, el público llegará corriendo a su puerta dispuestos a gastar dinero a borbotones.

Si bien, esto no es del todo imposible en relación con los primeros clientes, la tarea se complica cuando hay que  atraer y ganar clientes, siendo una ardua y complicada meta ya que es costosa y en la mayoría de los casos, pues puede pasar que la relación entre el coste de adquisición de un cliente (CAC), puede  realmente llegar a ser mayor que el valor de los ingresos que se obtienen durante la relación con ese cliente (lifetime value of the customer – LTV).

Entonces, Pedro Andrés Rojas dice que  la meta es que hay que encontrar la forma de poder conseguir clientes por menos dinero, que los ingresos que van a generar a lo largo de su vida útil (relación empresa), factor que es más que evidente y lógico.

Claro que, a pesar de comprobar este factor la gran mayoría de los emprendedores no le prestan atención a buscar la fórmula adecuada para poder calcular realmente cuál es el coste de adquisición de clientes. Un número muy grande de empresas, aunque pueda parecer mentira no llegan a concretar, ni realizan ningún tipo de análisis sobre esta cifra. Y, esta tiende a ser uno de los motivos por el cual un emprendimiento puede rozar con el fracaso ya que su modelo de negocio n es factible al presentar  la falla de que su CAC es ​​mucho mayor que mayor que el LTV.

Ahora bien, la clave está en entender la dimensión y esencia del plan de negocios, la cual puede resumirse en estas dos preguntas.

 

¿Cómo encontrar la forma de que la búsqueda de clientes genere un crecimiento importante?

¿Cómo generar dinero de los clientes teniendo un coste por adquisición relativamente bajo?

 

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *